Corpus Christi o “los hombres de musgo”, en Béjar

Los hombres de musgo vuelven a tomar Béjar

Las antiguas tradiciones y el sentimiento religioso se unen en las fiestas bejaranas

Todos los años, durante la celebración de la festividad del Corpus Christi (una festividad de origen católico), los jóvenes bejaranos que han tomado su primera comunión, así como representantes de las cofradías y algunas autoridades, sacan en procesión “el Santísimo” (como se denomina al pan consagrado durante la eucaristía) por las calles de Béjar, que se encuentran en ese momento recubiertas de una alfombra de tomillo. Antiguamente se decía que ahuyentaba los rayos durante las tormentas.

Pero, sin lugar a dudas, lo más peculiar de estas fiestas es la tradición de los llamados hombres de musgo, que participan como uno más.

Se cuenta que allá por el siglo XII, en tiempos del rey castellano Alfonso VII, se hallaba Béjar bajo el poder musulmán hasta que un grupo de cristianos ideó un plan que, finalmente, les llevaría a la victoria. Reunidos en lo que ahora es la finca de la Cententa, los cristianos cubrieron sus ropas y sus armas con musgo para, amparados por la noche, acercarse hasta las puertas de la ciudad sin ser vistos. Al llegar la mañana y abrirse las puertas, los cristianos, ante la sorpresa y el estupor de los defensores que los confundían con seres extraños, hicieron huir al enemigo y tomaron la ciudad por la fuerza. Desde entonces, Béjar celebró este acontecimiento, unido más tarde al del Corpus Christi.

Al finalizar la procesión, los cofrades hacen bailar sus banderas, dando fin a esta fiesta declarada de interés cultural.

La festividad del Corpus Christi varía cada año porque depende de cuando caiga la Pascua. En este 2018 se celebrará el día 31 de mayo. Faltan para que llegue.

  • Categorías